logo

Consultas más frecuentes


Resuelva sus dudas sobre el poliuretano y el mundo que le rodea con estas consultas más frecuentes realizadas por nuestros asociados.



1.- ¿Cómo contacto con un aplicador de poliuretano?

En ésta página Web, en la pestaña de Aplicadores, se pueden realizar búsquedas por provincias de las empresas de aplicación más cercanas a su ubicación.

Con cualquiera de los aplicadores incluídos, tendrá la garantía de elegir a una empresa comprometida con la calidad, que defiende al sector y con una sólida formación en poliuretano proyectado.

2.- ¿Cuándo estará disponible el Marcado CE en el Poliuretano?

Las Normas Europeas Armonizadas de Poliuretano Proyectado (EN 14315-1) y Poliuretano Inyectado (EN 14318-1) son de obligado cumplimiento desde el 1 de noviembre de 2014  (DOUE 28-6-2013 C186-2).

Por tanto, para productos de poliuretano fabricados a partir de esa fecha, será obligatorio entregar el marcado CE y la Declaración de Prestaciones. 

 

Plazos de entrada en vigor del Marcado CE 

3.- Quiero proyectar por el interior de la hoja exterior de la fachada. ¿Es necesario enfoscar antes de proyectar poliuretano?

No, no es necesario enfoscar el interior de un cerramiento exterior de ladrillo antes de aplicar el poliuretano. De hecho es preferible no enfoscar.

Analizando el aislamiento térmico, apenas influye esta capa de enfoscado.

Desde el punto de vista de la impermeabilidad de la fachada, los ensayos realizados por el Instituto Eduardo Torroja y por CIDEMCO para comprobar el grado de impermeabilidad de una proyección de espuma de poliuretano sobre un paramento de ladrillo visto con y sin enfoscado, revela que siendo el Poliuretano impermeable en cualquier caso, la solución constructiva sin enfoscar retrasa la aparición de humedad frente a la solución enfoscada, ya que el paramento tiene menor capacidad de absorción de agua. Estos ensayos están disponibles en la zona de Documentación.

Por último ese enfoscado previo podría incluso favorecer la aparición de condensaciones intersticiales en el aislamiento, ya que supone una capa con una baja permeabilidad al vapor de agua, en la cara fría del cerramiento.

Por lo tanto no enfoscar tiene ventajas técnicas e, indudablemente, económicas.

4.- ¿Cómo se determina el espesor de la espuma de poliuretano?

El Procedimiento de medición del espesor está recogido en el Anexo A de la Norma UNE-EN 14315-2.

 

La medición del espesor se efectuará con ayuda de un punzón graduado o instrumento similar cuyo diámetro no sobrepase 2 mm.

 

Por cada 100 m² proyectados, se deben tomar 10 medidas, 5 en zonas de aparente mayor espesor y 5 en zonas de aparente menor espesor. Ninguna medida se tomará a menos de 200 mm de una esquina. Si la anchura del área proyectada es menor de 450 mm, entonces las medidas no se tomarán a menos de 100 mm.

 

Se debe obtener la media de esas diez mediciones.

 

El espesor declarado del aislamiento instalado será el valor promedio de esas medias.

 

Validación de los resultados

 

Para espesores de aislamiento instalado ≥ 100 mm, ninguna medición individual debe ser inferior en más de 25 mm al espesor de aislamiento.

 

Para espesores de aislamiento instalado < 100 mm, ninguna medición individual debe ser inferior en más de un 25% al espesor de aislamiento.

5.- ¿Cómo se mide la densidad del poliuretano proyectado?

El Procedimiento de medición de la densidad aplicada está recogido en el Anexo B de la Norma UNE-EN 14315-2.

Debido a las características particulares del producto y la dificultad natural de sacar probetas homogéneas de la espuma ya aplicada, en espumas de celda cerrada es necesario utilizar el método de inmersión del Anexo C, que permite ensayar probetas de geometría irregular que incorporen todas sus pieles, como la imprimación y la piel final.

Se debe sacar una muestra al día, de peso no inferior a 10 g. Se pesa la muestra, y a continuación se calcula el volumen de la muestra mediante inmersión en un recipiente con agua situado sobre una balanza. El incremento de peso del recipiente sería el volumen de la probeta de ensayo, siendo 1 g = 1 cm³.

La densidad del poliuretano proyectado será el peso dividido entre el volumen así calculado.

6.- ¿Es necesaria alguna precaución especial con el poliuretano proyectado en la obra?

El poliuretano proyectado es un material que tiene unas magníficas propiedades térmicas, acústicas y de impermeabilización, y para conservarlas es importante respetar unas reglas básicas, especialmente en el proceso de puesta en obra, que es cuando el poliuretano es más vulnerable.

  • No arrancar: Si fuese necesario eliminar parte de la espuma de poliuretano de algún elemento, se deberá cortar con cuchilla y despegar con una espátula, o eliminar con una radial con cepillo de alambre, evitando dañar el resto de la superficie de la espuma.
  • No perforar: La espuma tiene propiedades impermeabilizantes además de térmicas, y para no perderlas es necesario mantener la continuidad de su superficie. Si fuese necesario realizar alguna perforación, ésta deberá ser sellada de nuevo con poliuretano.
  • No aplastar: Las propiedades térmicas dependen del espesor del material. Por tanto, en proyecciones en suelos o cubiertas, será necesario tomas las medidas de precaución necesarias, como disponer tablones sobre la espuma en las zonas de mayor tránsito.
  • No quemar: La espuma de poliuretano es un material orgánico, y por tanto se puede quemar. Debido a los diferentes grados de combustibilidad, desde C-s3,d0 hasta E, puede soportar un ataque térmico moderado, pero, por precaución, deberá evitarse en cualquier circunstancia la cercanía de fuentes de calor, como sopletes de fontanería, lamparillas de fijación de telas asfálticas y equipos de soldadura por arco, incluyendo el posible material incandescente que pudiera desprenderse.
Al margen de estas precauciones, no serán necesarias otras precauciones adicionales, ya que la espuma tiene un buen comportamiento frente al agua, los disolventes o resto de materiales de construcción, temperaturas constantes de hasta 100ºC, temperaturas puntuales de hasta 250ºC, dilataciones o vibraciones.

7.- ¿Qué debe controlar un Jefe de Obra durante la proyección de poliuretano?

El Informe UNE 92325 recoge los criterios para el control de la instalación del aislamiento térmico, y el Anexo E los criterios específicos para el poliuretano proyectado.

 

De forma genérica, si durante la ejecución de la obra se desea realizar un control de la puesta en obra del poliuretano, es conveniente controlar los siguientes aspectos:

  • En la proyección en fachadas, limpiar la base del forjado, para garantizar una buena adherencia de la espuma en ese punto.
  • Vigilar que la aplicación se realice en capas sucesivas de grosor máximo el recomendado por el fabricante.
  • Todos aquellos elementos susceptibles de ser manchados deberán estar convenientemente protegidos.
  • Controlar el adecuado tratamiento de puentes térmicos.
  • Cuando sea necesario, se deberá controlar la existencia de barrera de vapor.

8.- ¿Qué debe controlar un aplicador durante la proyección de poliuretano?

El aplicador deberá controlar que las condiciones ambientales se encuentren dentro del rango fijado por la ficha técnica del sistema. Si la ficha técnica no recoge estas condiciones, se pueden aplicar las genéricas del Anexo E la Norma de instalación EN 14315-2, que son las siguientes:

  • Preparación del sustrato: el sustrato estará libre de polvo, grasa u otros contaminantes.
  • Temperatura del sustrato: mayor de 5ºC
  • Humedad del sustrato poroso: Menor del 20%
  • Humedad del sustrato no poroso: Seco
  • Relación de mezcla: Desviación inferior al 5%
  • En caso de quedar expuesta a la radiación UV: proteger mediante un revestimiento.

9.- ¿Hay alguna regla para medir la superficie de poliuretano proyectado en la obra?

Si, existe la Norma UNE 92310, de criterios de medición de los trabajos de aislamiento térmico con poliuretano proyectado, y se puede encontrar un resumen en el Capítulo 4.4 del Libro Blanco.

10.- ¿Cómo se mide el poliuretano proyectado en una cubierta de fibrocemento?

La normativa de aplicación es la Norma UNE 92310, aprobada en 2003 y recientemente confirmada por AENOR.

Esta norma, en el capítulo 4.3.1. “Cubiertas y superficies onduladas, perfiladas y con tejas, por arriba”, dice: “Se medirán en desarrollo, incluyendo ondulaciones o grecas”.

Una lámina de fibrocemento ondulado tiene un desarrollo un 20% mayor que su longitud, por lo que, siguiendo el criterio de medición, a la medida a cinta corrida se deberá añadir un 20%.

Cuando la proyección se realice desde abajo, al 20% del desarrollo de la onda habrá que añadir otro 20% debido a las pérdidas ocasionadas al proyectar hacia arriba, y además tener en cuenta que el desarrollo de la estructura (cerchas, vigas, correas… etc.) puede considerarse un 10% adicional.

11.- ¿Cuál es la resistencia térmica del poliuretano proyectado?

La Norma UNE-EN 14315-1 establece que la Conductividad Térmica se deberá declarar como valor envejecido a 25 años.

El valor de la Conductividad Térmica Envejecida depende de tres factores:

  • Valor inicial de la Conductividad Térmica
  • Espesor del producto aplicado
  • Estanqueidad a la difusión de gases de los revestimientos del producto aplicado

El primero de ellos, el valor inicial de la Conductividad Térmica, es ensayado y declarado por el fabricante, pero tanto el espesor del producto aplicado, como el tipo de revestimientos que tiene el producto en el lugar de la instalación, no se pueden conocer hasta que el producto no está instalado, por lo que el fabricante debe declarar la Conductividad Térmica y la Resistencia Térmica en forma de tablas en función del espesor final y del tipo de revestimiento final.

Una vez se conozca el espesor instalado y el revestimiento de la espuma, con las tablas incluidas en la documentación del fabricante podrá obtenerse la Resistencia Térmica del poliuretano proyectado.

12.- ¿Cómo se calcula la equivalencia de espesores entre diferentes materiales aislantes?

Para calcular el espesor de poliuretano equivalente a un espesor determinado de otro material aislante hay que aplicar la siguiente fórmula:

E2 = E1 x L2 / L1

Siendo:
E2 Espesor del poliuretano proyectado
E1 Espesor del otro material
L2 Conductividad del poliuretano proyectado.
L1 Conductividad del otro material.

Por ejemplo: ¿Qué espesor de poliuretano hay que proyectar para conseguir el mismo aislamiento que con 5 cm de lana de vidrio?

Datos:
E1=5 Espesor de la lana de vidrio.
L1=0.035 Conductividad de la lana de vidrio.
L2=0.028 Conductividad del Poliuretano.

E2 = E1 x L2 / L1
E2 = 5 x 0.028 / 0.035
E2 = 4

Luego habrá que poner 4 cm de poliuretano proyectado para igualar el aislamiento de 5 cm de lana de vidrio.

13.- ¿El poliuretano proyectado deja transpirar al cerramiento?

Si. El poliuretano proyectado actúa como una membrana reguladora de humedad, ya que siendo impermeable al agua líquida, es permeable al vapor de agua.

El poliuretano proyectado de densidad 35 kg/m³ tiene un valor medio de factor de resistencia al paso de vapor de agua (MU) de 70, por lo que permite el paso controlado de vapor de agua, de forma que no genera presiones excesivas de vapor en las capas frías del cerramiento, lo que evita condensaciones intersticiales y no requiere barreras de vapor que interrumpen la transpiración.

14.- ¿La espuma de poliuretano sufre algún tipo de degradación a la intemperie?

La espuma rígida de poliuretano aplicada in-situ por proyección tiene un excelente comportamiento frente a los agentes atmosféricos (agua, variación extrema de temperaturas, viento...). Únicamente es atacada por una exposición prolongada a la radiación ultravioleta, contenida, por ejemplo, en la luz solar directa.

Este ataque tiene como resultado un aspecto polvoriento en la superficie de la espuma, que produce una disminución de espesor a un régimen de 1 o 2 milímetros anuales, dependiendo del efecto combinado de la lluvia y el viento, siendo el primer año de menor cuantía por la presencia de la piel externa de la espuma, una capa de alta densidad de poliuretano.

Una espuma atacada (como puede ser el caso de la proyección en medianeras de edificios mientras se construye el edificio adyacente, durante 2 o 3 años) únicamente pierde espesor al régimen arriba indicado, sin que las propiedades del producto que aún queda en el paramento o cubierta sufran modificaciones (conductividad, resistencia a la compresión, densidad, resistencia al paso de vapor de agua, impermeabilidad... etc.)

En definitiva, el hecho de que la espuma permanezca a la intemperie un periodo corto de tiempo no tendrá influencia en sus propiedades.

15.- ¿Cuánto tiempo mantendrá su efectividad el aislamiento térmico de Poliuretano de mi casa?

El valor de aislamiento térmico del Poliuretano es válido durante al menos 50 años. Este valor de aislamiento depende de dos factores:

  • El espesor: Este no se verá afectado por el paso del tiempo.
  • El valor de conductividad térmica: Esta conductividad varía a lo largo del tiempo, pero el valor que se utiliza para el cálculo (valor de cálculo) es el valor envejecido, es decir, el valor más desfavorable que tendrá el producto durante su vida útil. Eso significa que durante el inicio de su vida el Poliuretano será más efectivo que lo proyectado.

Además el Poliuretano es un material inerte que no necesita mantenimiento de ningún tipo. Es resistente al ataque de agentes químicos, no se degrada por la humedad, no favorece la proliferación de hongos u otros organismos, tiene una magnífica adherencia al sustrato.

Con el poliuretano proyectado tendrá la seguridad de tener un aislamiento térmico efectivo durante toda la vida útil del edificio, lo que reducirá las emisiones contaminantes provenientes de la calefacción y la refrigeración.

16.- He oído que el poliuretano es un material cancerígeno a largo plazo... ¿Es cierto?

Existen dudas, totalmente infundadas, sobre la insalubridad de la espuma de poliuretano.

Informe de I.A.R.C.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (www.iarc.fr), lleva a cabo, entre otras funciones, la clasificación de todos los productos o agentes según su riesgo de producir cáncer atendiendo a la siguiente clasificación:

  • Grupo 1: Agentes cancerígenos para el hombre.
  • Grupo 2 A: Agentes probablemente cancerígenos para el hombre.
  • Grupo 2 B: Agentes posiblemente cancerígenos para el hombre.
  • Grupo 3: No son clasificables por lo que respecta a su carácter cancerígeno para el hombre.

La espuma de poliuretano se clasifica en el Grupo 3, es decir, no clasificable por lo que respecta a su carácter cancerígeno para el hombre.

El poliuretano en nuestra vida

Por otra parte, en la vida cotidiana nos vemos inmersos en multitud de elementos de poliuretano en contacto directo con nuestro cuerpo: Suelas de zapatos, colchones, cojines, juguetes, pinturas, prótesis, material quirúrgico y piezas del automóvil como volantes, reposa-cabezas, salpicaderos o embellecedores.

El origen de un rumor tan falto de fundamento como este solo, lo podemos encontrar en la falta de argumentos técnicos sólidos por parte de otros agentes del sector.

Conclusión

El Poliuretano es un material completamente inocuo y saludable para el hombre, demostrado y avalado por la multitud de usos que le damos en nuestra vida, y que no hay que renunciar a las innumerables ventajas que su uso como aislamiento térmico, acústico e impermeabilización nos reporta.

17.- ¿Es el Poliuretano un material perjudicial para la capa de ozono?

En absoluto.

El Poliuretano, hasta el año 1996, utilizaba gas CFC como agente espumante, por lo que perjudicaba la Capa de Ozono.

A partir de ese año, 1996, el Poliuretano se espuma con HCFC, que es un gas que tiene menor potencial de destrucción de la Capa de Ozono que el CFC y menor efecto invernadero, y a partir del año 2004 se espuma con HFC, que es un gas completamente inerte para la capa de ozono. Además el hecho de usar poliuretano en las viviendas hace que en consumo de energía en éstas sea mucho menor, consumo que produce también efecto invernadero, por lo que considerando un ciclo de vida del poliuretano de 50 años, se obtiene un balance muy positivo del efecto invernadero al usar poliuretano como aislamiento térmico.

18.- ¿Sobre qué materiales se puede proyectar poliuretano?

El poliuretano proyectado presenta una magnífica adherencia en general a todos los materiales comúnmente utilizados en edificación. No obstante hay algunos aspectos que pueden observarse para mejorar esta propiedad.

  • El sustrato ha de presentar buena consistencia. Si presentara óxido fácilmente desprendible, suciedad, arena o textura terrosa, el poliuretano se adheriría a la primera capa, pero ésta sería fácilmente desprendible.
  • Sobre materiales metálicos lisos como acero o aluminio, habrá que realizar una limpieza desengrasante y posteriormente un tratamiento como una aplicación de pintura epoxi, que además protegerá del óxido.
  • Sobre chapa galvanizada convendrá realizar una preparación previa con una solución fosfatante.
  • Sobre una capa de mortero pobre o arenoso, será conveniente dar una capa de mortero consistente.
  • Sobre superficies de hormigón, será necesario limpiar la lámina de lechada superficial con un cepillo adecuado donde ésta esté presente.
  • Sobre una tela asfáltica, habrá que tener en cuenta que la tela asfáltica deberá estar adherida en toda su superficie.
  • Sobre una tela asfáltica con película de polietileno, material antiadherente por excelencia, será necesario además flamear con soplete para eliminar dicha película y conseguir buena adherencia de la espuma.

19.- ¿Se puede proyectar sobre madera?

Por supuesto. El poliuretano proyectado presenta buena adherencia en general a todos los materiales comúnmente utilizados en edificación, pero en el caso particular de un sustrato de madera, la adherencia es magnífica, ya que la porosidad de la madera unida a la habitual falta de elementos contaminantes en su superficie, como aceites o suciedad, y la magnífica compatibilidad química hacen que la unión sea sólida y duradera.

Así mismo, el valor moderado de resistencia al paso de vapor de agua del poliuretano proyectado (MU entre 60 y 150) permite al conjunto madera-poliuretano mantener un nivel de transpiración sano para el cerramiento, alejando el riesgo de condensaciones intersticiales, mientras que la impermeabilidad al agua de lluvia del poliuretano supone una protección adicional de la madera, que quedará protegida del agua proveniente del exterior.

Por todo ello, la madera se presenta como un sustrato muy indicado para recibir directamente una proyección de espuma de poliuretano.

20.- ¿Se pueden aplicar otros materiales directamente sobre el poliuretano proyectado?

Por supuesto. En lo relativo a la adherencia de otros productos al poliuretano proyectado, se puede comentar lo siguiente:

En cubiertas planas, o incluso con inclinaciones menores de 30º no será necesario tomar ninguna precaución.

En cubiertas inclinadas de más de 30º, y en paredes y techos, podemos seguir las siguientes precauciones:

  • Aplicar una resina básica sobre la espuma. De esta forma mejoraremos notablemente la adherencia de la capa posterior que echemos.
  • Aditivar dicha resina con cemento. De esta forma haremos una pintura de cemento sobre la que una capa de mortero, por ejemplo, tendrá muy buena adherencia.
  • Realizar una aplicación de arena suelta sobre la resina básica aún fresca. Así conseguiremos mejorar el anclaje mecánico.
  • Una acción que se realiza sobre el poliuretano proyectado bajo forjado para mejorar el agarre de una capa de enlucido de yeso, por ejemplo, consiste en rascar la superficie de la espuma con un cepillo de alambres, para permitir anclaje mecánico a las celdas rotas del poliuretano.
  • También se puede clavar a la espuma una tela de gallinero o mallazo fino, para evitar una posible fisuración.
Todos estos tratamientos se pueden combinar entre sí para aumentar hasta el grado deseado la adherencia de las distintas capas.

21.- ¿Al poliuretano le atacan los disolventes, o cualquier otra substancia química?

El poliuretano es resistente a todos los productos químicos habitualmente empleados en la construcción.

  • Resiste a los disolventes normalmente utilizados en adhesivos, pinturas, pastas bituminosas, en conservantes para la madera y en masillas sellantes.
  • Resiste al envejecimiento, a la acción de las raíces, y es inerte bioquímicamente frente a los mohos.
  • Es estable frente a los carburantes, aceite mineral y los ácidos y álcalis diluidos.
  • Resiste la acción de los gases de escape o a la atmósfera industrial más agresiva.
  • Es imputrescible, estable ante el detritus e inodoro.
  • Es químicamente neutro.

22.- ¿Se puede proyectar poliuretano en fachadas ventiladas?

La aplicación de espuma rígida de poliuretano para la ejecución de fachadas ventiladas es una solución que aporta un buen aislamiento térmico, impermeabilidad, y estabilidad mecánica. Estas ventajas han hecho que esta solución de aislamiento sea la más utilizada en la actualidad en fachadas ventiladas.

Sobre la seguridad frente al fuego, el DB-SI2 dice lo siguiente:

“La clase de reacción al fuego de los materiales y elementos constructivos que ocupen más del 10% de la superficie del acabado exterior de las fachadas o de las superficies interiores de las cámaras ventiladas que dichas fachadas puedan tener, será B-s3,d2, hasta una altura de 3,5 m como mínimo, en aquellas fachadas cuyo arranque inferior sea accesible al público desde la rasante exterior o desde una cubierta, y en toda la altura de la fachada cuando esta exceda de 18 m, con independencia de donde se encuentre su arranque.”

Esto significa que, en todos los casos, cuando el arranque de la fachada sea accesible al público (personas ajenas a los propietarios de edificio), el poliuretano deberá ir protegido hasta una altura de 3.5 m con, por ejemplo, un enfoscado de cemento de 5 mm de espesor.

Además, en edificios cuya fachada ventilada tenga un desarrollo vertical mayor de 18 m, será necesario o bien proteger la fachada en toda su superficie con un enfoscado de 5 mm de cemento, o bien aplicar poliuretano con clasificación de reacción al fuego C-s3,d0, además de la compartimentación de la cámara al menos cada 10 m en sentido vertical con un elemento al menos E30, que en caso de incendio limiten su desarrollo al menos como lo haría un material B-s3,d2 sin esta compartimentación.

Para más información, se puede consultar el documento “Guía de ejecución de Fachadas Ventiladas con Productos Aislantes de Poliuretano

Observando estas recomendaciones se puede conseguir una fachada ventilada con magníficas prestaciones, segura, duradera, estanca, impermeable y con el nivel de aislamiento térmico y acústico exigido.

23.- ¿El poliuretano proyectado tras una placa de yeso laminado ofrece seguridad frente al fuego?

Si. Las exigencias de reacción al fuego de los materiales de los elementos constructivos vienen recogidas en la Tabla 4.1 del DB-SI1 del CTE, que especifica que cuando el material esté situado tras una capa al menos EI-30 no estará sujeta a ninguna exigencia.

Este puede no ser el caso del poliuretano tras una placa de yeso laminado. El comportamiento de este sistema viene recogido en el Real Decreto 312/2005 y su modificación por el Real Decreto 110/2008, en el Cuadro 1.3-2, que recoge la Clasificación de las Propiedades de Reacción al fuego de las Placas de Yeso Laminado, dentro del capítulo 1.3 para los Productos Clasificados en Función de sus Características de Reacción al Fuego sin Necesidad de Ensayo.

En esta tabla, en la última línea, se recoge que una placa de yeso laminado de espesor ≥ 9.5 mm, delante de un producto aislante de, como mínimo, Euroclase E, como es el caso del poliuretano proyectado, alcanza la clasificación B-s1,d0 sin necesidad de ensayo.

Estos mismos resultados son confirmados por los ensayos de reacción al fuego en aplicación final de uso realizados por ATEPA (informe técnico de LICOF Nº 0168T04, disponible aquí.

Por tanto, el poliuretano proyectado Euroclas E protegido por una placa de yeso laminado cumple con las exigencias de seguridad frente al fuego del CTE en todos los casos.

 

24.- ¿Se puede aislar e impermeabilizar un muro enterrado con poliuretano proyectado?

El poliuretano proyectado puede emplearse para aislar e impermeabilizar por el exterior un muro enterrado, siempre que se guarden las siguientes precauciones:

  • Densidad: La densidad del poliuretano empleado deberá ser 45 kg/m³, que garantice una resistencia a compresión superior a 200 kPa.
  • Espesor: El espesor dependerá de la zona climática, pero siempre deberá ser al menos de 40 mm.
  • Protección posterior: Es importante que el poliuretano proyectado no se vea degradado mecánicamente en la operación posterior de vertido del terreno, por lo que esta operación deberá realizarse de forma cuidadosa, y vigilando que el terreno no contenga piedras grandes o con cantos afilados. Si esto no fuera posible, sería necesaria la interposición de una capa antipunzonamiento entre el poliuretano proyectado y el terreno.

25.- ¿Qué densidad es apropiada para un suelo o una cubierta transitable?

La espuma de poliuretano aplicada in situ por proyección tiene una resistencia a la compresión dependiente de la densidad, de entre 130 KPa (1.3 kg/cm²) para densidades de 32 kg/m³ hasta 280 kPa (2.8 kg/cm²) para densidades de 53 kg/m³.

Por ello, en aplicaciones donde la espuma no vaya a estar sometida a esfuerzos de compresión (interior de cámaras verticales de fachada, proyección bajo forjado...) la densidad apropiada es de 35 kg/m³, y en aplicaciones donde la espuma vaya a estar sometida a compresión (cubiertas transitables, suelos...) la densidad debe ser aquella que garantice una resistencia a compresión superior a 200 kPa (2 kg/cm²), en general densidades de 40 o 45 kg/m³.

26.- En la proyección en el interior de cámaras en fachada, ¿Es mejor proyectar desde el exterior o desde el interior?

 

La proyección de poliuretano en cámaras de cerramientos de doble hoja puede realizarse tanto desde el exterior, es decir, sobre la cara exterior del cerramiento interior, como desde el interior. Ambas soluciones son correctas y ampliamente aceptadas, si bien en España es más frecuente la segunda, ya que lo habitual es realizar primero el cerramiento exterior.

 

Comportamiento térmico:

El coeficiente total de transmisión será idéntico en ambas soluciones, dado que su valor depende de la suma de la resistencia térmica de cada capa, independientemente de su orden de ejecución.

Por otra parte, una de las razones que justifican la proyección desde el exterior es que es una forma de solucionar más fácilmente los puentes térmicos.

 

Comportamiento frente al agua:

Según se deriva de los ensayos de impermeabilidad realizados en el Instituto Eduardo Torroja  y en CIDEMCO, la espuma forma una barrera impermeable a la penetración del agua de lluvia.

Si proyectamos sobre la cara interior del cerramiento exterior, la posible humedad que pueda filtrarse al aislamiento a través de la junta del ladrillo quedará retenida por la impermeabilidad del poliuretano, siendo aconsejable un babero impermeable en la base del cerramiento que garantice la evacuación de la posible acumulación de agua y que por saturación pueda llegar al forjado a través del ladrillo.

Si proyectamos sobre la cara exterior del cerramiento interior, será necesario disponer del babero de recogida mencionado en la solución anterior que garantice la evacuación del agua que pueda filtrarse hasta la cámara. Este tipo de proyección también sería adecuada para la ejecución de una cámara ventilada. Si se realiza cámara ventilada, tendremos una disminución de la resistencia térmica total, debiéndose aumentar el espesor del aislamiento para compensar esta perdida. En cambio con cámara ventilada se elimina cualquier riesgo de condensación intersticial.

 

Comportamiento frente a condensaciones:

El riesgo de condensaciones superficiales o intersticiales depende de las condiciones ambientales interiores y exteriores, del tipo de uso que tenga la estancia y del conjunto de la solución constructiva completa.

Fijando todos estos parámetros y variando únicamente la posición de la espuma de poliuretano dentro de la cámara, no se aprecian diferencias sustanciales en cuanto al riesgo de producir condensaciones superficiales o intersticiales.

En cualquier caso, la espuma de poliuretano actúa como un sistema de control de la humedad, ya que siendo impermeable al agua es permeable al vapor de agua. Esta permeabilidad le confiere grandes prestaciones, ya que permite “respirar” al cerramiento. Si aumentamos la densidad de la espuma, se mantendrá la resistencia térmica pero aumentará la resistencia al paso de vapor de agua y por tanto disminuiremos el riesgo de condensaciones.

 

Comportamiento acústico:

Como se deriva del ensayo de acústica realizado en el Instituto Eduardo Torroja (Informe Nº 17.691), las propiedades acústicas del poliuretano son debidas fundamentalmente a la capacidad de sellado que tiene y como consecuencia se obtienen buenos resultados en el aislamiento al ruido aéreo. Por esto, el tipo de solución que se adopte no afectará de forma sensible a esta propiedad.

 

Conclusiones:

Partiendo de la base de que ambas soluciones están ampliamente aceptadas y muy extendidas, no hay grandes diferencias prestacionales, teniéndose que considerar otros aspectos para hallar diferencias (seguridad laboral, coste de la aplicación... etc.)

 

logo pie
Tel. +34 91 859 69 06     E-mail: consultas@atepa.org
Aviso Legal | Protección de Datos